• Entradas recientes

  • Especies frutales

  • Archivo

  • Tips

    Chile, en su condición de proveedor líder de fruta fresca del hemisferio sur, será anfitrión oficial en FRUIT LOGISTICA 2009.
  • Tips

    La FRUIT LOGISTICA 2009 ofrece a Chile una oportunidad fantástica para fortalecer su posición como importante socio estratégico de frutas y hortalizas frescas de Europa“, explica Ronald Bown (presidente de ASOEX).
  • Tips

    A pesar de que Chile es un país angosto desde el punto de vista geográfico, la oferta de productos hortofrutícolas no puede ser más variada; Más de 28.000 empresas forman parte de la industria agrícola. La variedad de los productos ofrecidos refleja la variedad del paisaje y del clima.
  • Tips

    Gran parte del territorio chileno, está favorecido por barreras naturales: la Cordillera de los Andes al este, el océano Pacífico al oeste, el desierto de Atacama al norte y los glaciares y campos de hielo al sur. Gracias a esto, Chile pudo desarrollar un sector hortofrutícola altamente apetecido por los más exigentes consumidores del mundo.

CONTROL DE SEQUÍA Y RIEGO

La mayoría de los frutales de hojas caducas se cultivan entre los 25° y 55° de latitud, tanto en al norte como al sur del Ecuador. Las precipitaciones anuales varían desde menos de 25 mm por año a más de 2500 mm.  En lugares en que las lluvias son generalmente inferiores a 500 anuales, el riego es necesario, mientras que en regiones que llueve entre 750 mm y 1250 mm, es posible que los frutales soporten sequías periódicas.

Hoy día, muchos fruticultores, particularmente los que poseen frutales de raíces superficiales, como los enanos, o bien los que cultivan frutales arbustivos, están buscando la forma de proveerse de algún medio para regar sus plantas y proteger así sus cosechas. El equipo de riego, si es del tipo de aspersión, puede también ser utilizado para luchar contra las heladas, enfriar las plantas en tiempo caluroso, a efectos de mejorar la calidad de la fruta y para aplicar plaguicidas, herbicidas (fin de invierno) y fertilizantes.

Los frutales utilizan muy poca agua en invierno, momento en que carecen de hojas. Las características del terreno como su profundidad, su capacidad de retención del agua y el poder de evaporación del aire determinaran las necesidades de del riego en lugares donde la precipitación anual promedio puede ser más o menos la adecuada, pero con una distribución irregular.

Crecimiento vegetativo y agua

La deficiencia de agua está asociada con un reducido alargamiento de los brotes y menor tamaño de las hojas, particularmente con una sequía que ocurre a comienzos de la estación. Sin embargo, si en este momento hay suficiente humedad almacenada en el suelo, el crecimiento de los brotes puede ser igualmente bueno en los huertos sin riego, debido a que dicha elongación se completa dentro de las seis semanas luego de haber comenzado el crecimiento.

Fructificación

Durante una estación seca o moderadamente seca, los investigadores están de acuerdo que la cantidad de yemas fructíferas iniciadas en manzanos y perales, por ejemplo, aumentará en forma apreciable, dando por consiguiente una buena floración en la próxima primavera.

Rendimientos, calidad

Toda planta sujeta a las condiciones derivadas de la presentación de marchitamiento producirá con seguridad rendimientos reducidos y calidad inferior de sus frutos. Un suministro abundante de agua es más importante con una cosecha grande que con una pequeña. En su calidad, los duraznos para enlatado pueden ser duros y coriáceos y los duraznos frescos secos y amargos, cuando se cultivan en condiciones de suelos secos. Las peras pueden ser duras y verdes, luego del período de maduración, las ciruelas quemadas por el sol, y los granos de las nueces no logran llenar el fruto durante una sequía.

Los manzanos, durazneros y ciruelos que recibieron riego tienden a producir frutas que poseen un contenido más bajo en sólidos solubles (azúcares) y más alto en agua; las manzanas son menos firmes y ácidas, pero más jugosas y junto con los duraznos pueden presentan mayores problemas de almacenamiento. Sin embargo, cuando el agua del suelo se mantiene por encima del coeficiente de marchitamiento, lo más probables es que en las frutas los sólidos solubles sean más altos y  el contenido en agua sea menor que cuando el agua del suelo es mantenida a un nivel más alto. El exceso de riego suele ser sumamente peligroso.

Childers, Norman Franklin; Fruticultura Moderna, Cultivo de frutales y arbustos frutales, Tomo II

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: